“Bachaqueo” “pela” a supermercados


Colocación reducida de comida de la canasta alimentaria pone en conflictos la operatividad de mercados privados y la atención a familias.Trabajadores de automercados sufren amenazas al intentar controlar las ventas de alimentos.

La rotación de inventarios de alimentos llega a los mercados privados "menos de la mitad", aseguran gerentes de cuatro tiendas de supermercados. La escasez de productos de la canasta alimentaria se mantiene desde inicio de año. A la semana cuentan con un despacho por tipo de rubro. "Lo que dura apenas dos horas".

A las fueras de los automercados, los cazadores de productos regulados merodean la "poca colocación". "Son bachaqueros que no podemos controlar porque es una acción individual", señala un encargado de una tienda, que teme por el cierre del negocio de continuar la crisis de abastecimiento.

El temor tiene argumento. Lo vive a diario. Explica, coincidiendo con otros supervisores de supermercados en la ciudad, que "es una multitud que llega con niños. Entran solo para comprar el producto regulado y más nada. Y los clientes que siempre vienen no pueden pasar por la cola, y se van. Se asustan". El control en el ingreso reduce las ventas de otros productos.

"Lo peor es que tenemos un personal que es atropellado por esa gente", recuerda una encargada de establecimiento de víveres. "No sabemos qué hacer para controlarlos, pedimos cédulas, marcamos con tintas, llamamos a la Policía y nada. No hay respeto. Me han amenazado porque una vez le dije a una mujer que no pasaría más. Ella tiene un puesto y vende la leche que compraba aquí".

La gerente destaca los robos que tiene cada vez que se inician las ventas de alimentos escasos. "Cuando entran y hacen la cola, la cantidad de gente no permite hacer las vigilancias por pasillos, y se aprovechan para robar, se comen las galletas, toman los refrescos y esconden los envases". Se advierte el cierre de sucursales.

Los gerentes de la zona de La Limpia estiman que el sector se convirtió en el centro del bachaqueo. Andreína Quintero, ama de casa, lo considera cierto. Denuncia la presencia de grupos organizados que "no dejan pasar a los compradores, a las familias que sí lo necesitan.

Por culpa de ellos los supermercados ya no quieren vender o solo dejan sacar un paquete de arroz, harina o potecito de mantequilla".

Fuente: Laverdad

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios