LeBron James sólo piensa en su boda y en ser mejor jugador la próxima temporada


El alero LeBron James, la gran figura de los Heat de Miami, se reunió por última vez esta temporada con los periodistas antes de irse de vacaciones y dijo que en su mente lo único que está ahora es celebrar la boda junto a su prometida Savannah Brinson y luego estar listo para defender el título de bicampeones y ser mejor jugador.

James, de 28 años, dijo que entendía los rumores que comienzan a haber sobre si cuando concluya la temporada del 2013-14 dejará los Heat para irse a otra franquicia al ser agente libre.

La estrella de los Heat reiteró que no quiere sacarse todavía de la cabeza el título de liga que conquistaron la pasada semana y sus planes para la próxima temporada es ser todavía mejor jugador.

Sin embargo, dijo que no podía hablar de lo que sucederá a partir del verano del 2014.

James dijo que no piensa en la posibilidad de declararse agente libre dentro de 12 meses, aunque sí reconoció que le intriga saber si hay posibilidades de seguir jugando con sus compañeros de equipo el escolta Dwyane Wade, el ala-pívot Chris Bosh, el entrenador Erik Spoelstra y el presidente Pat Riley, a fin de dar más títulos a los Heat.

"Ésa es la meta", destacó James. "Es el objetivo final. Y todos esperamos que eso ocurra, obviamente, nunca se sabe lo que puede pasar en el futuro, pero si las cosas las hacemos bien cumpliremos con nuestro objetivo, que no es otro que ganar muchos título".

James, que tiene en su poder cuatro premios de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga y dos de las Finales de la NBA, rechazó la idea que pedirá a los directivos más refuerzos para la próxima temporada.

"No tengo ningún problema en jugar en cualquier posición y sacrificarme al máximo, pero si el equipo consigue a algún jugador que nos dá ayuda y me permite descansar algo más, entonces perfecto", explicó James. "Mi disposición a rendir al máximo en completa y ya estoy pensando en volver al campo".

James dijo que habían dejado de jugar sólo unos días y ya echaba en falta a los compañeros y todo el ritual de los viajes y la competición diaria.

"No le gustará lo que digo a Brinson, pero es la verdad", declaró James. "Mi compromiso es volver la próxima temporada para ser mejor jugador porque se lo debo a mis compañeros y estoy obsesionado con el triunfo".

James también tiene la esperanza que el equipo mantenga por lo menos a la mayoría de los jugadores con los que se coronaron bicampeones de liga en las tres últimas Finales de la NBA que han disputado.

Luego James reconoció que como le pasó en el 2010 cuando fue agente libre y dejó a los Cavaliers de Cleveland para irse con los Heat, analizará con mucho detenimiento si sigue en Miami y si han conseguido las metas que se propusieron todos con su llegada.

"Para eso vine acá; ése es el fin", destacó james. "Pero... no sé, la vida cambia, ocurren cosas y tenemos que estar preparados para eso. Éste es el lugar donde todos queremos estar para competir en busca de un campeonato cada año. Y si podemos hacer eso, sería asombroso".

James anotó 37 puntos en el séptimo y decisivo partido de la serie final de las Finales de NBA contra los Spurs de San Antonio, y guió al Heat a su segundo título consecutivo.

La estrella de los Heat sabe que no será fácil superar todo lo conseguido durante la temporada del 2012-13, pero ese será su verdadero reto.

De momento, se siente feliz y realizado en Miami, donde ha logrado su gran sueño de conseguir títulos de liga y dejar asegurado su legado de leyenda de la NBA, metas que le han liberado de toda la presión y a partir de ahora podrá jugar todavía con mucha más seguridad y confianza. EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios