Captahuellas para activar cupos Cadivi


José Khan, presidente del organismo, argumentó que el objetivos es evitar el "raspado" de tarjetas. El nuevo sistema de control se estima que comience a aplicarse a finales de año y se hará con la ayuda del Saime. Las autoridades prevén aplicar a finales de este año un sistema de control que permita activar los cupos de dólares de viajeros de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) una vez que los usuarios aborden los vuelos que los llevarán fuera del país.

osé Khan, presidente del organismo, aseguró que el objetivo es que las tarjetas de créditos de los usuarios no puedan usarse en el exterior si su titular no sale del territorio.

El funcionario agregó que el sistema impedirá el llamado "raspado" de los plásticos en el extranjero sin la presencia del dueño de la tarjeta de crédito, de acuerdo con una reseña de AVN.

Para la activación del nuevo mecanismo se trabaja en conjunto con el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime).

Detallo que se estima implementar una especie de captahuellas que registrará el pasaje del usuario y su identidad, que será el que activará la autorización del uso del cupo de dólares para consumos en el exterior a través de la tarjeta de su instrumento de pago. “El Saime, conjuntamente con Cadivi, viene trabajando un tema que es la captahuella, conjuntamente con un aparato especial que registra lo que viene siendo el ticket de embarque y entonces se está proponiendo que la tarjeta de crédito sea activada solamente en el momento en que ese usuario traspase la puerta para el embarque y ahí se activa la tarjeta".

Aclaró que una persona solo podrá activar su tarjeta, "aunque lleve 30 en los bolsillos".

El objetivo

La medida buscará reducir los ilícitos cambiarios por parte de particulares con el cupo de divisas, que van desde 300 hasta tres mil dólares por año, según destino y tiempo de viaje.

La práctica de "raspar" tarjetas en el exterior se exacerbó este año ante la diferencia del tipo de cambio Cadivi (6,30 bolívares por dólar) con respecto al del mercado negro (seis veces más alto).

El fraude consiste en pagar un porcentaje en comercios en el exterior para pasar la tarjeta a cambio de moneda extranjera en efectivo, que luego se ingresa en el país y se vende más cara.

La actividad ilícita disparó la venta de boletos en el país, al punto de que las aerolíneas se quedaron sin cupos para el transcurso de este año, de acuerdo con información del Consejo Nacional del Turismo.

Fuente: Laverdad

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios