Robert De Niro estará en película de "Mano de piedra" Durán dirigida por venezolano


La pintoresca vida de Roberto Durán hizo posible que por primera vez Hollywood se acerque a América Latina y no a la inversa, como ocurre tradicionalmente, según el director venezolano Jonathan Jakubowicz.

El cineasta se apresta a filmar la cinta "Manos de Piedra" sobre la vida del popular boxeador, con el mexicano Gael García Bernal como protagonista y Robert De Niro como uno de sus entrenadores.

"El hecho de que figuras de la talla de Robert de Niro estén apoyando esta película le da una proyección internacional que creo es sin precedente para una película en Latinoamérica", enfatizó Jakubowicz.

"Esto no es que un latinoamericano que está haciendo una película en Hollywood. Actores de Hollywood están haciendo una película latinoamericana".

De Niro hará el papel del entrenador Ray Arcel, quien después de trabajar con varios campeones mundiales y tras un largo retiro decidió volver a las esquinas para orientar al panameño, quien le había impresionado en el ring.

Jakubowicz dijo que la película contará una historia diferente, de superación personal y valentía, que se aparta de temas oscuros y más explotados en la pantalla grande como el tráfico de armas, de drogas o la vida de dictadores.

"Para nosotros fue siempre un objetivo hacer una película que nos deje a los latinoamericanos con una luz positiva", señaló Jakubowicz en un aparte con The Associated Press durante un acto la noche del lunes en el que el gobierno entregó a los realizadores 2,8 millones de dólares para su financiamiento. El presupuesto total es de 14 millones.

"Durán es sin duda un héroe no sólo para Panamá, sino para Latinoamérica y todo el mundo", agregó el cineasta, quien se dio a conocer internacionalmente con la película "Secuestro Express".

Durán, por su parte, sostuvo que "en la película se van a reír y van a llorar, se los puedo asegurar, porque me pasaron tantas cosas en la vida".

Jakubowicz dijo que viene estudiando la historia de Durán desde hace cuatro años con miras a hacer esta cinta independiente.

La película comenzará a rodarse plenamente en el primer trimestre del 2013, aunque ya se filmaron las primeras escenas generales en octubre en la localidad colonial de Portobelo con motivo de la tradicional festividad religiosa del Cristo Negro, a la que Durán y muchas otras figuras del deporte y de la música solían asistir.

Inicialmente se informó que solo parte del filme se rodaría en Panamá y que otros países estaban interesados en servir como escenario.

Sin embargo, los realizadores decidieron filmar la cinta enteramente en Panamá, en buena parte por el apoyo financiero brindado por el gobierno, el cual es considerado inédito aquí en este tipo de proyectos cinematográficos independientes.

La cinta abordará la vida del "Manos de Piedra" Durán, quien nació en un hogar pobre y se crió en un barrio capitalino de emergencia. De una niñez como lustrador de zapatos pasó a convertirse en la mayor figura del boxeo panameño y uno de los más renombrados en América Latina, al ganar cuatro títulos mundiales en categorías distintas.

Durán es conocido por su sencillez, espontaneidad y jocosidad al hablar.

"Tengo tanto material, que la gente no sabe lo que le pasó a Roberto Durán", dijo el ex cuádruple campeón mundial, quien se retiró del cuadrilátero a mediados del 2002 y cinco años después fue elevado al Salón de la Fama del Boxeo Internacional.

"Mi mamá fue mala conmigo", dijo, provocando risas entre los asistentes al acto en el restaurante La Tasca de Durán, de su propiedad. Además, "me tiraron tiros (dispararon) por andar de sinvergüenza" en las calles.

Durán, de 61 años, aseguró que va a estar cerca de la filmación para que no se incurra en errores sobre su vida. "A veces los directores (cinematográficos) fallan", señaló.

Jakubowicz aseguró que para él tener a Durán cerca es un orgullo y que eso no lo intimida. Aclaró que Durán sólo aparecerá al final de la cinta y como crédito, cantando con una orquesta en su restaurante.

Durán le dio un toque festivo al acto horas después de terminado en su propio restaurante y que resultó lo más divertido de la noche: se puso a cantar al son de una orquesta de música salsa.

Fuente: AP - http://panorama.com.ve/portal/app/vista/detalle_noticia.php?id=45076

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios