Endrina Yépez: “Nada se compara al amor que una madre brinda a un hijo”


Endrina Yépez, ancla de la emisión meridiana de Noticiero Venevisión, compartió en una amena entrevista anécdotas que ha vivido con sus dos pequeños hijos Hermes Andrés Carreño Yépez (7 años) Endrina Natalia Carreño Yépez (4 años) develando, ese otro rol, el más trascendental en la vida de toda mujer como es ser madre.

¿Qué significa en tu vida el hecho de ser madre?

Es la misión más hermosa que Dios me ha encomendado, un gran privilegio y la más grande de las bendiciones. Ser madre es la parte más mágica de mi vida. Es el proyecto más grande, en el que trabajo cada día. Los hijos son una especie de tesis que al final de la vida nos dirá si aprobamos el examen de hacer hombres y mujeres de valores.

¿Podrías contar alguna anécdota graciosa o bien aleccionadora que hayas vivido junto a tu hijos?

Una de las anécdotas más hermosas: Cuando salí embarazada de Hermes Andrés mi primer hijo, la fecha de parto era para mayo, y por cosas de la vida se adelantó y nació justo el 21 de abril, el día de mi cumpleaños. Mi papá murió un 18 de abril, y para mi desde ese momento, fue un mes triste y nunca más celebré mi cumpleaños. Y de nuevo Abril fue sinónimo de alegría, para mi, con el nacimiento de mi hijo. Fue como recibir un mensaje de optimismo y esperanza de mi padre desde el cielo, con el espíritu de que no cambiara mi ánimo, y que siempre la vida nos regala motivos ¡para celebrar! Tengo muchas anécdotas especiales con mis hijos, cada uno tiene una personalidad diferente y ambos se complementan, son extraordinariamente inteligentes. Natalia es una continua alegría. La creatividad de mis hijos y su gran corazón me inspiran a cada instante... Tienen mucho sentido del humor viven jugando y riendo todo el día. Hermes más intelectual y deportista y Natalia con mucha actitud artística. Los dos hablan Francés y tienen códigos entre ellos que yo no entiendo...

¿Cómo cambió tu vida el hecho de ser madre?

Aprendí lo que significaba una madre, mi mamá murió cuando yo tenía 5 años, y tener a mis hijos me enseñó a amar la entrega y grandeza de las mujeres que dan todo por sus hijos. Nada se compara al amor que una madre brinda a un hijo.

Se dice que uno cuando tiene hijos, comprende aún más a su propia madre, ¿qué opinas al respecto?

Es totalmente cierto, y siento que cobra vida la frase: que cuando se tiene un hijo, se tienen todos los hijos del mundo. La mirada de cualquier niño me cautiva, veo en cada rostro infantil la pureza de mis hijos.

¿Podrías compartir tus proyectos en materia profesional en la actualidad?

Actualmente me desempeño en la emisión meridiana de Noticiero Venevisión y en la campaña que amo "El Buen Venezolano", concentrados en hacer una comunicación responsable que procure la construcción de valores para que todos tengamos el país que merecemos. Estoy en paralelo desarrollando un proyecto literario para el cual me está asesorando mi tío escritor, Luis Rafael Yépez. Luego les daré más detalles. NP

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios