El reloj del Juicio final, que representa el tiempo que le queda a la humanidad, se retrasa un minuto


El llamado Reloj del Juicio Final (Doomsday clock), que representa en «minutos para la medianoche» cuánto le queda a la raza humana para su destrucción total, se ha retrasado un minuto. El mecanismo fue creado en 1947 por la mesa de directores del Boletín de Científicos Atómicos de la Universidad de Chicago. En sus primeros sesenta años, el reloj ha tenido un total de dieciocho movimientos, alejándose y acercándose de la medianoche, de acuerdo a la situación política, científica y militar a nivel global.

Desde el año 2007, hemos permanecido a cinco minutos de la medianoche, pero hoy, jueves 14 de enero, el reloj ha cambiado la posición de sus agujas y, para beneficio de la Humanidad, se ha retrasado un minuto. Ahora, quedan seis minutos para ese supuesto final apocalíptico. La decisión, para la que se ha consultado a 19 premios Nobel, ha tenido en cuenta los progresos mundiales contra el cambio climático y las armas nucleares, dos de las grandes amenazas del planeta.

Un cambio histórico

La junta del Boletín de Científicos Atómicos ha anunciado su decisión en Nueva York y ha transmitido el cambio en el minutero en directo, ante los ojos de los internautas de todo el mundo. El reloj ha sido retrasado porque «estamos a punto de cambiar la Historia hacia un mundo libre de armas nucleares. Por primera vez desde que las bombas atómicas fueran lanzadas en 1945, los líderes internacionales están cooperando para reducir sus arsenales», han explicado los portavoces de la junta. Además, «por primera vez, los países industrializados y en desarrollo se han comprometido de forma conjunta a limitar las emisiones de gases que provocan el cambio climático y que podrían hacer de nuestro planeta un lugar casi inhabitable». Quizás esta última afirmación sea demasiado optimista, teniendo en cuenta los pésimos resultados de la cumbre de Copenhague.

Desde el año 2007, hemos permanecido a cinco minutos de la medianoche, pero hoy, jueves 14 de enero, el reloj ha cambiado la posición de sus agujas y, para beneficio de la Humanidad, se ha retrasado un minuto. Ahora, quedan seis minutos para ese supuesto final apocalíptico. La decisión, para la que se ha consultado a 19 premios Nobel, ha tenido en cuenta los progresos mundiales contra el cambio climático y las armas nucleares, dos de las grandes amenazas del planeta.

Un cambio histórico

La junta del Boletín de Científicos Atómicos ha anunciado su decisión en Nueva York y ha transmitido el cambio en el minutero en directo, ante los ojos de los internautas de todo el mundo. El reloj ha sido retrasado porque «estamos a punto de cambiar la Historia hacia un mundo libre de armas nucleares. Por primera vez desde que las bombas atómicas fueran lanzadas en 1945, los líderes internacionales están cooperando para reducir sus arsenales», han explicado los portavoces de la junta. Además, «por primera vez, los países industrializados y en desarrollo se han comprometido de forma conjunta a limitar las emisiones de gases que provocan el cambio climático y que podrían hacer de nuestro planeta un lugar casi inhabitable». Quizás esta última afirmación sea demasiado optimista, teniendo en cuenta los pésimos resultados de la cumbre de Copenhague.

Fuente: http://www.abc.es/20100114/ciencia-tecnologia-tecnologia/reloj-juicio-fi...

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios