Incomunicada carretera nacional entre Maracay y Ocumare de la Costa


Aunque el problema no es de competencia exclusiva del gobierno municipal ni mucho menos regional por tratarse de una carretera nacional, de circulación de vehículos hacia la población de Ocumare de la Costa y viceversa, vecinos de El Limón, específicamente de las comunidades de Corral de Piedra y Los Rausseos, en la jurisdicción de Mario Briceño Iragorry, escenificaron una protesta con el trancazo de las principales calles en ambas zonas.

Porque no es asunto de las instancias gubernamentales de Aragua, simple y llanamente por el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Transporte y Comunicaciones, asumió el control de las carreteras y por lo tanto es el responsable del mantenimiento de las vías nacionales, y en consecuencia, le corresponde la tarea de reparar la falla detectada a la altura del puente gomero que conduce a la alcabala de la Guardia Nacional.

Sin embargo, como no ha habido una respuesta, los pobladores alzaron su voz de protesta la noche del viernes y lo hicieron nuevamente ayer sábado, impidiéndose el desplazamiento de los vehículos livianos y de carga de pasajeros por la calle La Ceiba del sector Corral de Piedra y Los Rausseos.

Irma Rosa Vivas, vecina de la zona, manifestó a los reporteros que la avería de la placa asfáltica comenzó cuando se permitió a un ciudadano colocar una tubería y los trabajos quedaron pésimos.

Eso sucedió hace cinco meses aproximadamente, y con el pasar de las semanas, a causa de las torrenciales lluvias y el paso de automóviles de carga pesada, el terreno se fue socavando.

Como el asunto es gravísimo, el tramo se fracturó y cualquier carro que se desplace por el lugar corre el peligro de que se desplome. Por lo tanto, los conductores de vehículos tomaron vías alternas, dijo.

No obstante, el problema no terminó ahí como piensan los ciudadanos que desean trasladarse a las playas del litoral aragüeño, sino por el contrario se complicó. Eso originó que algunas viviendas, especialmente el techo de teja sufriera daños, y algunos vehículos estacionados frente a las residencias de sus propietarios, fueron rayados.

Asimismo con el pasar de los camiones, ciertas paredes tiemblan y además, los ruidos de los motores no dejan dormir a los vecinos. Por esas razones el pueblo alzó su voz de protesta, en virtud que la Alcaldía no dio respuesta al tema planteado.

A través de los medios de comunicación social, los manifestantes hicieron un llamado al Gobierno de Aragua para que se presente lo más pronto posible y le busque una solución a la disyuntiva presentada, ya que la vía quedó incomunicada y no permitirán el desplazamiento de las unidades dentro de los barrios.

El llamado va dirigido igualmente a la dirección regional del Ministerio de Transporte y Comunicaciones, en virtud que el costo de la obra es millonaria y al parecer tarda tiempo, explicó la denunciante. No entiende cómo el Gobierno no actuó en lo inmediato y resolvió el asunto, sino que se quedó de brazos cruzados. Hoy el problema es de otra dimensión.

Fuente: LUIS ANTONIO QUINTERO

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios