Descuartizaron a un recluso en la balacera de Sabaneta


Seis reos del área de Máxima de Sabaneta ingresaron, en horas de la mañana de ayer, a la morgue forense. Entre ellos un descuartizado y un visitante que recibió un tiro en la cabeza. Hebert Martínez no murió, solo quedó herido de bala en una de sus piernas. Angustia era lo que sobraba frente a la Cárcel Nacional de Maracaibo. Familiares esperaban que los guardias les dieran paso para entrar a ver si sus parientes estaban vivos o muertos.

Solo dos familias sentadas frente a la morgue identificaron a sus parientes. Uno de los fallecidos era apodado el “Mostro”, según su hermano, quien decidió no identificarse. El segundo de los cuerpos fue reconocido por sus allegados como Alberto alias el “Virolo”.

Al parecer, él es el recluso desmembrado.En primera instancia según fuentes extraoficiales, al sujeto lo tirotearon. Luego por andar sometiendo a otros reclusos pidiéndoles dinero para dejarlos caminar por los pasillos, estos se alebrestaron y hartos lo mataron con ensañamiento.

Otro de los cadáveres fue señalado extraoficialmente como Jackson Andrés Muñoz Villada, de 24 años. El hombre recibió un disparo en el cuello cuando estaba sentado en el área de Reeducación. Se conoció que el procesado estuvo interno en el retén El Marite y en mayo de 2012 se fugó, junto con el “Chicho Loco”. Al prófugo lo recapturaron y lo enviaron directo a Sabaneta.

Jean Carlos Hernández, de 23 años, es el tercer identificado de los reos masacrados dentro de Sabaneta. Al joven lo trasladaron herido al Hospital General del Sur y allí murió en la emergencia. El tiro lo recibió en el abdomen.

Hasta la 1.00 de la tarde, faltaban dos cadáveres por ser reconocidos por sus familiares. Se estimaba que alrededor, de las 4.00 de la tarde, llegara a la morgue otro lote de fulminados, en camionetas de la Guardia.

Los nombres que el cuerpo detectivesco de la Policía científica manejaba de los presos eran errados. Decidieron no dar ninguna identificación, hasta que estén totalmente seguros de quién es cada uno de los abaleados.

“Esta verga es mía”

Edwin Soto, mejor conocido en el área de Penal de Sabaneta como el “Mocho Edwin”, tomó posesión de Máxima. Familiares y fuentes internas, aseguraron que el líder negativo derrumbó la pared de Penal que colindaba con el área de Máxima seguridad.

Con un chaleco antibalas entró a un territorio que estaba en disputa entre el “Titi” y el “Ovejo”, quienes formaban parte del “carro” de Pedro José Caldera Rojas, abatido por la Policía científica el pasado sábado dentro de la tasca El Encuentro, situada en el barrio Los Robles.

El “Mocho Edwin” le manifestó a los presos de Máxima, “que si les entregaban al ‘Titi’ los dejaba vivos”. Como no hicieron caso a su petición, mató a todos los que se atravesaban en su camino y dijo en voz alta, “esta verga es mía y punto”. Como ganador y líder del área Penal y Máxima quedó el “Mocho Edwin”.

No hubo rehenes

Familiares de los penados contaron frente a Sabaneta que durante la plomazón no hubo nadie de rehén. Las mujeres y los cuatro niños, todos hermanitos, que estaban en el techo de Máxima habían pedido permiso desde el sábado para pernoctar dentro del recinto con sus parientes.
El miércoles ya iban a tener que retirarse. Luego, durante la madrugada, comenzó la plomazón. Al ver que era una emboscada contra el área de Máxima, donde ellos estaban, tuvieron que subir al techo junto con los demás reos.

Jairo Ramírez, secretario de Seguridad y Orden Público, informó que las mujeres y niños, lograron ser bajados del techo y sacados de Sabaneta sanos y salvos a las 10.00 de la noche del miércoles. A los menores los trasladaron a un centro hospitalario para ser atendidos y corroborar que estuviesen en perfectas condiciones.

Trasladados

En el transcurso de la tarde de ayer y la mañana de hoy los funcionarios de la Guardia Nacional en compañía de otros cuerpos de seguridad, realizarán el traslado de aproximadamente 21 privados de libertad a la Cárcel de Coro. Entre los trasladados irían el “Titi”, el “Guajiro Blanco”, el “Nenuco” y la banda de Los Corianos, quienes presuntamente eran súbditos del “Caldera”.

Cifras

16 horas duró la plomazón dentro de la Cárcel Nacional de Maracaibo.
6 muertos están confirmados.
5 cadáveres están en la morgue de Luz.
21 presos aproximadamente serán trasladados a la Cárcel de Coro.

Fuente: http://www.laverdad.com/sucesos/34605-descuartizaron-a-un-recluso-en-la-...

AJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios